La resaca de los clásicos

La resaca de los clásicos
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Todavía colea la resaca del clásico del martes. Y es que la eliminación del Real Madrid ha escocido especialmente en la parroquia blanca. Villarato, Platinato, los gestos de Mourinho y Ronaldo, la prensa más poderosa de éste país sigue extrapolando el fútbol hasta niveles insoportables.

as


Y es que el deporte deja de ser deporte cuando importa más el sensacionalismo que los hechos en sí. Los medios se apresuran en darte la noticia del rifirrafe de Mourinho y Guardiola, dándole su toque partidista que hace que hasta las personas con menos interés en el fútbol tomen partido. Pero la pregunta es, ¿Sabíamos de la lesión de Iniesta en el partido de ida? ¿Cuándo nos enteramos de que jugaba Kaká en la vuelta?

Se están suplantando los criterios objetivos por otros mucho más subjetivos. Lo primordial es vender, y si hay que hacerlo con titulares forofistas y de poca veracidad se hace. Si lo acompañamos con una foto grande e impactante ya mejor que mejor, volvemos al amarillismo puro y duro.

Marca tituló así su portada del día siguiente: “Era misión imposible”, con Casillas tocándose la cara. As no se quedó atrás y tituló así: “Pareció un accidente”, además lo acompaña de un antetítulo que lo dice todo: “Tranquilo Mou, no es nada personal, solo negocio”. Una frase que podría decir cualquier persona que estuviese viendo el partido en un bar sin ningún tipo de rigor informativo.

Y es que la caverna mediática madrileña está influyendo hasta en el propio club. Ahora ya todos se creen la caza de brujas contra Mourinho y los presuntos favores para que el F.C. Barcelona esté en la final.

En un mundo dónde la corrupción está a la orden del día no sería descabellado pensarlo en el mundo del fútbol. A pesar de esto es mejor creer en la buena voluntad de la gente que vivir enfrentado al mundo. Porque al fin al cabo el deporte está para divertirse y no para llorar, en ninguno de los sentidos.

llorar

Comparte este artículo