La décima más cerca

La décima más cerca
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El Madrid ha puesto un pie y tres cuartos en las semifinales. Pasó por encima de un Tottenham inoperante que encima tuvo que jugar 75 minutos con un jugador menos por la expulsión infantil de Peter Crouch. Marcaron Adebayor por dos veces, Di María y Ronaldo para hacer un 4-0 que deja la eliminatoria sentenciada.

Adebayor-marco-primero

Rápidamente el partido se puso de cara para los blancos. En el minuto 4 Adebayor ya había adelantado a su equipo con un gran remate de cabeza a la salida de un córner. Por si esto fuera poco, en el minuto 15, Peter Crouch se auto expulsaba viendo su segunda amarilla por dos entradas tan duras como innecesarias.

A partir de ahí, el Tottenham perdió cualquier esperanza por atacar la portería de Casillas y se limitó a defender. Hasta el descanso el equipo del “enrojecidoHarry Redknapp aguantó con un orden defensivo excelente. El Madrid se chocaba una y otra vez contra el muro inglés que llegaba al descanso con un todavía interesante 1-0.

Tras el descanso, los blancos pusieron una velocidad más al juego y obligó a la defensa del Tottenham a colgarse del larguero. Así al enésimo balón que rondaba el área de Gomes, Adebayor conectaba un remate de libro a centro de Marcelo. El togolés se consagraba como la gran revelación del partido.

El partido siguió el mismo guión toda la segunda parte. Los blancos acosando la portería de los Spurs y los ingleses notando que jugar con 10 jugadores casi un partido entero contra uno de los mejores equipos de Europa se nota. Así fue como vino el gol de Di María, tremendo zurdazo desde la esquina del área dónde Gomes sólo pudo ver entrar el balón por la cruceta. Imparable.

El ambiente ya era de fiesta total. Los “olés” sonaban desde hace ya muchos minutos en el coliseo blanco, Higuaín volvía a un partido de Champions y hasta el olvidado Kaká salía en el último cambio. Era el guión soñado para la ida de un partido así pero aún había tiempo para más.

Con el partido acabando, Ronaldo marcaba el cuarto empalando un gran centro desde la banda y que un Gomes lento y algo blando no pudo acabar de atajar. El portugués maquillaba así un mediocre partido dónde se notó que no estaba ni de lejos en su mejor versión.

Dicen que soñar es bonito y gratis. Hoy la parroquia blanca soñará ya con las semifinales y por qué no con una final de Champions 9 años después. Como ya pasó en octavos contra el Lyon, éste Madrid en Europa tiene un color especial.

Goles:


https://www.youtube.com/watch?v=oysU6uCfy24

Comparte este artículo