España ofrece dos caras contra Chile

España ofrece dos caras contra Chile
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Como si de la historia de Dr. Jekyll y Mr. Hyde se tratara, la selección española ofreció dos caras totalmente opuestas en el partido amistoso disputado ayer noche en Suiza contra Chile. Una primera mitad nefasta, que nos recordó al pobre nivel mostrado en anteriores amistosos como contra Portugal, Argentina, México o, el más reciente, Italia. En cambio, en el segundo acto, salió el orgullo de la campeona del mundo y dio un giro radical al partido, con un exquisito Iniesta a la cabeza.

España-Chile< /p>

Está claro que los partidos amistosos no le sientan bien a nuestra selección, porque el guión de los primeros minutos es el mismo que hemos visto en otras ocasiones: unos jugadores muy relajados, sin suficiente motivación y con un once lleno de experimentos. Está claro que los amistosos son también para hacer pruebas, pero el ser campeona del mundo también exige mantener un nivel importante en todos los partidos. Demasiados experimentos en un equipo que funciona, con una defensa formada por Sergio Ramos, Albiol, Javi Martínez y Arbeloa que se vio totalmente desarbolada en la primera mitad.

Los jugadores chilenos, muy motivados, y tomándose le partido como si fuera oficial, fueron a por todas desde el primer minuto. Así, Chile se convirtió en clara dominadora de la primera mitad, con una velocidad de sus jugadores y en la circulación del balón muy superior a la nuestra. Así, a los 10 minutos, Isla adelantaba a su equipo con un tirado cruzado por la escuadra que no pudo atrapar Casillas. España intentó reaccionar, pero fue Chile la que volvería a marcar en una gran jugada entre Aléxis Sánchez y Vargas, que culminó éste último ante la salida de Casillas.


https://www.youtube.com/watch?v=SXxPacoGPwo

El marcador reflejaba lo que había sido la primera mitad. Estaba claro que Del Bosque iba a reaccionar. Iniesta y Cesc entrarían por dos desafortunados ayer Xavi Hernández y Xabi Alonso. Ambos serían clave para la revolución en el juego español en esta segunda parte. También entró Pedro, que ayudo a abrir el campo por las bandas.

Pero el gran protagonista fue Iniesta. El manchego cogió las riendas de la selección, y dio una lección de toque, control y pases. Además, a los 54 minutos nos daba esperanzas con un tiro cruzado desde fuera del área que, tras tocar en un rival levemente, sorprendió a Bravo. A los 25 minutos, nuevamente el héroe de la final del mundial asistiría a Cesc para que estableciera el empate. Y cuando el partido llegaba a su fin, el arbitro pitó un penalti inexistente sobre Arbeloa. Cesc falló el lanzamiento, pero no desaprovechó el rechace de Bravo y el palo para darnos la victoria.

España salía airosa de un partido que pintaba muy mal, demostrando que por muy campeona del mundo que seas, si no juegas al máximo de concentración y con tus mejores hombres, cualquier equipo te puede sorprender, y más cuando juegas contra una notable selección chilena.

Comparte este artículo