El Barça no encuentra rival

El Barça no encuentra rival
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El Barça ya está en cuartos. La lógica se impuso y los de Guardiola aplastaron literalmente a un Arsenal que fue capaz de meter un gol sin tirar ni una sola vez a puerta. La actuación del árbitro suizo Massimo Busacca empañó el gran partido de los blaugrana.

barca

El partido comenzó frío, al contrario de lo que se podía esperar. El Barcelona tenía la posesión del balón, algo previsible, pero sin inquietar la portería de Szczesny. El portero polaco del Arsenal se lesionó en el minuto 18 dejando paso al español Almunia, que sería el mejor Gunner al final del partido. La primera parte sólo tuvo un color, el blaugrana. El dato de posesión en el minuto 40 lo decía todo: 71% de posesión par el Barça y un paupérrimo 29% para los ingleses.

Lo más intenso del primer periodo fueron sus minutos finales. El partido comenzó a calentarse con entradas más duras donde Van Persie, Alves o Valdés sobresalieron del resto, jugadores acostumbrados a la gresca. Así fue como Van Persie se ganó su primera amarilla en una nueva actuación colosal del mejor intérprete del fútbol internacional, el brasileño Alves. Una rigurosa amarilla que algunos jugadores pidieron roja empujados por los gestos de profundo dolor que hacía el brasileño desde el suelo. Así fue como en medio de la polémica, y a falta de 2 minutos para el final, Messi se sacó de la chistera un gol de mago tras regalo de un Cesc desconocido. Levantó la pelota por encima de Almunia ante su salida y el mismo empotró el balón tras superar al meta. 1-0 y el Barça por delante al descanso.

Tras la reanudación las cosas no cambiaron demasiado, los chicos de Pep seguían teniendo el control total del partido, o eso parecía. En un córner inofensivo Busquets envió el balón a su propia portería en lo que a la postre sería el primer y último tiro del Arsenal entre los tres palos. El partido cambiaba totalmente, el Barcelona necesitaba ahora dos goles para estar en la siguiente fase.

Fue entonces cuando apareció Busacca, expulsó a Van Persie por disparar a puerta tras pitar  fuera de juego. Con las normas en la mano la amarilla es justa, viendo el vídeo y tratándose de una eliminatoria de Champions se antoja excesivo.

van persie

Con expulsión o sin ella el Barça asedió la portería del Arsenal encontrándose una y otra vez con un descomunal Almunia hasta que Xavi encontró red tras una genial jugada de Iniesta. 2-1 y eliminatoria igualada.

Quedaba demasiado tiempo como para pensar que el Arsenal con 10 jugadores sería capaz de aguantar a un Barcelona lanzado hasta los penaltis, el gol no era más que cuestión de tiempo y así fue. Pedro se internó en el área y fue derribado por Koscielny provocando un más que justo penalti.

Messi se encargó de trasformar el penalti y ejecutar a un Arsenal inoperante. Un equipo inglés que tras el partido se escudó en el árbitro pero que se olvidó de jugar al fútbol con 10 o 11 jugadores sucumbiendo ante una nueva, y ya no soprendente exhibición azulgrana.

Comparte este artículo