El primer clásico termina con mucha polémica

El primer clásico termina con mucha polémica
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Ha sido solamente el primero de los cuatro choques que nos esperan en los próximos 18 días y ya hemos vivido intensas emociones. Próxima parada dentro de tan sólo tres días y será aún mucho más decisiva ya que los dos grandes de nuestro fútbol se estarán disputando el primer título de la temporada, la Copa del Rey, en Mestalla.

Derbi-Messi

Según el prisma con el que se mire el choque del sábado se podrán sacar unas u otras conclusiones. Que si Mou ha dado con la tecla para anular parte del juego del Barcelona o bien, que el Madrid sigue teniendo mucho miedo al equipo de Pep y eso explicaría un planteamiento blanco tan ultra defensivo. También se puede hablar sobre el nefasto arbitraje y del que fue, esta vez, claramente favorecido el Real Madrid o de que el Barcelona fue incapaz de sentenciar estando 40 minutos con un hombre más. Éstas y otras cuestiones se podrían plantear, como decimos, pero como aquí no tenemos colores y solo queremos que gane el mejor, pediremos que el partido del miércoles en Valencia mejore y mucho al de este fin de semana que, salvo la emoción final por el resultado, ha sido muy flojo y no ha cumplido con las expectativas.

El partido comenzaba con la incertidumbre de saber si los dos equipos saldrían con sus hombres más importantes o si, por el contrario, reservarían parte de su arsenal de cara a la final de copa. Mou sorprendió sacando un once muy defensivo y con la clara intención de anular el juego del Barcelona, pero teniendo en cuenta que son los merengues los que tenías más urgencias y sólo les valía la victoria para seguir con vida en la liga, se antojaba un planteamiento muy conservador. Pocas veces se ha visto al equipo blanco encerrado en su campo . No era una imagen de equipo grande. Aunque lo que sí pudo lograr el entrenador portugués es anular el juego ofensivo del Barcelona. Así, asistimos a una primera parte indigna de un gran derbi. Una ocasión para equipo y poco más. Eso sí, hubo polémica. El árbitro no vio un claro penalti de Casillas a Villa y que hubiera marcado el partido ya que hubiera resultado de pitarlo, tarjeta roja para el portero internacional.

Derbi-Ronaldo

Al poco de empezar la segunda parte, Albiol cometió un claro penalti dentro del área y fue expulsado. Gol de Messi y partido que parecía sentenciado. Durante 25 minutos el Madrid estuvo K.O. y los azulgrana pudieron sentenciar con varias ocasiones. Sin embargo,  el Madrid sacó su rabia y casta habitual y empezó a buscar el empate, colgando balones para que Özil y Adebayor hicieran de las suyas. Era más corazón que cabeza, pero al Madrid le sirvió para empezar a tener alguna ocasión en los últimos quince minutos. Y a falta de ocho minutos llegó la tercera jugada polémica del partido y nuevamente el arbitro falló. Marcelo, inteligentemente, al notar que Alves se tira al suelo se dejaba caer. Gol de Ronaldo, que daría paso a  los mejores momentos del choque con ocasiones para ambos equipos para llevarse los tres puntos.

Al final el marcador ya no se movería, dejando el empate un buen sabor al Real Madrid ya que sabía que tenía el partido perdido. El Barcelona se iba con la sensación de haber dejado vivo al Madrid. Sin embargo, la realidad es que la liga ya es prácticamente del Barcelona y buena parte de ello, a pesar de sus quejas ridículas ayer sobre el arbitraje, es culpa del planteamiento para no perder de Mourinho cuando solo le valía la victoria. Este miércoles, a buen seguro, será otra historia bien diferente por ambas partes.


https://www.youtube.com/watch?v=M-Nwy2cG_ks

Comparte este artículo