A cuartos por la puerta grande

A cuartos por la puerta grande
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Se acabó la maldición de los octavos. Desplegando un juego notable, el Real Madrid se meten en cuartos de final doblegando al Lyon por 3-0. Marcaron Marcelo, Benzema y Di María.

real madrid vs lyon

El partido comenzó siguiendo el guión habitual, el Madrid se volcó sobre la portería de Lloris buscando un gol que le diese tranquilidad. Poco a poco se fue estancando en un juego más bronco y donde el Lyon encontraba más facilidades para inquietar la portería de Casillas, aunque sin demasiado peligro. Fue entonces cuando en el minuto 37 apareció la primera genialidad de la noche. Marcelo robó un balón en su propio campo, avanzó y tras tirar una pared con Cristiano se plantó dentro del área. Lejos de ponerse nervioso, con un recorte sublime dejó sentado a la defensa y con un tiro duro dobló la mano de Lloris. Con 1-0 se llegaba al descanso y la afición sacaba sus bocadillos con la tranquilidad de verse por delante.

La segunda parte comenzaba con un Madrid más dominante. Así se plasmó con el 2-0. Balón largo en el que Özil estorba lo suficiente a la defensa como para dejar el camino libre a Benzema que se plantó solo en el área. El francés con una tranquilidad de “killer batió a Lloris por debajo de las piernas. El Bernabéu ya empezaba a ver el final del túnel, de seis años quedándose en la cuneta a primeras de cambios, de muchas años de desilusiones en su competición favorita.

Para acabar de redondear la noche y hacer que un Bernabéu acostumbrado a las catrástofes europeas acabase de creérselo, Di María firmó el tercero con una genial vaselina a la salida del portero. 3-0 y los olés comenzaban a retumbar en el estadio blanco.

Con el pitido final se acabó un gafe que tras tantos años a los madridistas ya se les hacía habitual. Ahora sin la losa de la maldición de octavos cualquier cosa puede pasar, este Madrid tiene un color especial.

Comparte este artículo